Pasta Frola

¿Qué tal ha ido el inicio de semana? ¿Se os ha hecho muy largo el día? A mi la verdad que no, lo he pasado bastante bien.

Por la mañana he estado buscando cosillas en Internet… bueno eso lo he estado haciendo casi todo el fin de semana, es que empiezas mirando una cosita y eso te lleva a otra y así infinitamente, total no sabes cuando terminas, ni como habías empezado.
Después he hecho unos cupcakes de limón que ya os enseñaré y me han salido bastante bien y ahora estoy con la entrada.
Un día completito pero muy agradable.

La receta que os traigo hoy es una pasta frola. Mi familia es Argentina, toda mi familia menos yo, pero casi como si lo fuese y eso hace que en mi casa o a mi alrededor haya tradiciones, costumbres y recuerdos muy argentinos. Esta tarta es uno de ellos. La como desde pequeña y hacerla es como estar más cerquita de allí.

La pasta frola se suele rellenar con membrillo, pero se puede usar batata, dulce de leche, etc. y es muy normal acompañarla de un rico té o un mate, en otra entrada explicaré bien que es el mate y lo acompañaré con unas ricas facturas.

Source: acottageinthewoods.tumblr.com via Mizz on Pinterest

En realidad esta tarta es de origen italiano, pero es muy típica en Argentina, Uruguay, Paraguay… También hay una versión similar de esta tarta que se llama Linzer Torte en Suiza, rellena de dulce de frambuesa. La masa es más especiada y tiene un leve sabor a canela.

A mi la verdad es que me gusta mucho, más allá del recuerdo que me trae, es una tarta que da ganas de merendar esos días de frío, tapadita con una manta y un chocolate calentito.

Y aquí va la receta:

Ingredientes: para un molde de 30cm

Masa:
150 gr mantequilla
100 gr de azúcar
300 gr de harina
100 gr de maizena
2 Huevos
1 cucharadita de levadura
Ralladura de limón (opcional)
Pizca de sal

Relleno:
500 gr de dulce de membrillo

Preparación:

Precalentamos el horno a 180ª. Ahora mezclamos la mantequilla (que debe estar del tiempo-blandita) y el azúcar. Cuando conseguimos una textura arenosa, agregamos los huevos y lo mezclamos hasta que esté bien unido y entonces añadimos la ralladura de limón (esto es opcional, da un leve sabor a limón a la masa, pero si no te gusta o no te apetece se quita sin problemas).

Ahora agregamos el harina, la maizena, la levadura y una pizca de sal y mezclamos. Tenemos que conseguir que la mas esté firme, si se nos hacen miguitas poner un poquitito de leche. Cuando consigamos la consistencia adecuada, metemos la masa tapada en la nevera durante 40 minutos.
Tras los 40 minutos ponemos un poco de harina en la mesa y empezamos a estirar la masa con un rodillo, también podemos poner dos láminas de papel de horno y en medio la masa y estirar ahí. Tenemos que conseguir un grosor en la masa de unos 4mm.

En el momento que tenemos la masa estirada, enmantecamos y enharinamos el molde y trasladamos la masa al molde. Tenemos que adaptarla al molde y quitar el resto. El resto de masa hay que reservarlo para hacer las tiras de encima.

Ahora reservamos la masa un momento y vamos con el membrillo. Tenemos que hacer como un puré de membrillo, si vemos que queda muy duro, le agregamos un pelín de agua, eso se tiene que ir viendo según como sea el membrillo. Cuando está bien aplastado, lo metemos en un cazo y lo calentamos a fuego bajo hasta conseguir un especie de crema. Cuando tenemos la crema la vamos extendiendo sobre la masa, hasta cubrir todo.

Cuando esté todo extendido, recuperamos el resto de masa que había sobrado y hacemos tiras de 1cm aprox. y lo vamos colocando para formar rombos. En el momento que tenemos todas las tiras colocadas, bajamos la masa de los bordes para que tape las uniones y ya está listo para meterlo en el horno.
Yo lo dejo unos 40 minutos, pero depende mucho de cada horno.
Y este es el resultado!!

Las fotos no salieron demasiado bien, pero se puede ver como quedo. 

Amm con el resto de masa que me sobró hice unas galletitas, estaban super ricas! Para hacerlas estiramos la masa sobrante y con cortadores de galletas hacemos formitas. A algunas les puse un poquito de mermelada en el centro y al horno. Eran un bocadito rico rico

Espero que os haya gustado y la disfrutéis. Contadme que tal os sale o si la hacéis con otro relleno…
2 Comentarios
  1. Anonymous dice:

    Me estoy empezando a preocupar, porque todas tus recetas me gustan y muchas las he probado de mano de las “maestras”. Esta sin ir mas lejos nos la descubrio nuestra argentina favorita y jamás pensé que el dulce de membrillo que con tanto cariño hace mi madre podría ganar tanto en una receta argentina. Desde entonces soy una fan de la pasta frola con membrillo, y para mi es sinónimo de una persona a la que adoro y a la que le mandamos recuerdos a través tuyo… Viva el mate (dulce) y sobre todo las facturas que lo acompañan¡ Viva La Argentina¡

  2. hola guapa
    que buena pinta tiene la tarta, me la comería de merienda pero ya, a ver si convenzo a mi novio que se le da bien los postres y me hace una je je.
    besos
    http://patricelowcost.blogspot.com

Deja un comentario