New York Cheescake

Hola! ¿Qué tal vais? Yo bien, he asumido que es agosto y que todo está parado y lo estoy llevando mejor.

Os he dicho alguna vez lo mucho que me gusta el queso? Bueno pues si no lo sabíais es así, es una de mis debilidades… Y claro si lo traducimos al dulce podréis adivinar que me ENCANTA la New York Cheescake, creo que es una de mis tartas favoritas, no me cansaría de ella nunca. Y encima es una de las favoritas por no decir LA FAVORITA de el príncipe naranja, le encanta esta tarta, me la pide siempre…

Source: stylemepretty.com via Icing on Pinterest

Y a que no sabéis que, hoy es el día del Cheesckae en EE.UU (aunque llego al límite, un poco más y me dan las 12:00…)

Los orígenes del “Cheescake” se remontan a mucho tiempo atrás… Las primeras pruebas existentes indican que ya en la Antigua Grecia este pastel gozaba de gran popularidad. Cuando los Romanos conquistaron Grecia, también adoptaron su cultura culinaria y a este pastel le pusieron el nombre de “Placenta”, aunque también la llamaban “Libum” y se utilizaba como ofrenda a los dioses.

Entre los años 234-149 A.C  existió un político romano llamado Marcus Porcius que realizó varios escritos, y en uno de ellos llamado “De Agricultura” incluye la primera receta conocida del “Libum”

En el año 1000 D.C la tarta fue introducida en Gran Bretaña y algunos países de Europa. Poco a poco se fue haciendo famosa en Escandinavia, Inglaterra y el norte de Europa.

Avanzando en el tiempo, en 1545 se escribió un libro de cocina en el que se incluían varios aspectos de la vida doméstica, y además se incorporaba una receta más cercana de lo que hoy conocemos como Cheescake.

A partir del siglo XX se empezó a popularizar esta tarta en EE.UU, aunque con un ligero cambio. Un quesero norteamericano intento copiar un queso conocido como Neufchâtel, que se usaba en Francia y por un error termino creando un queso cremoso que daría lugar al conocidísimo queso Philadelphia.

En 1910 este pastel se hizo muy famoso en Nueva York, donde el estilo predominante es un cheescake básico, sin ingredientes adicionales ni en su mezcla ni colocado sobre el pastel. De ahí la mayor diferencia entre el Cheescake y el New York Cheescake

A mí el que mas me gusta es el New York Cheescake, sin mermelada de arándanos, ni crema de chocolate, ni na de na… así solita y con sabor a queso.

Así que hoy os traigo esta maravillosa receta. Si buscáis encontraréis miles y tendréis que buscar el sabor que más os guste, de hecho yo hoy buscando información he encontrado un blog llamado Cheescake, así que imaginaros, solo ahí hay un montón de recetas distintas…

Ingredientes: para molde de 24cm aprox.

Base:
200gr de galletas María
100gr de mantequilla

Relleno:
700gr de queso de untar tipo philadelphia
250gr de azúcar
250ml de nata líquida
4 huevos
1/2 cucharada de vainilla

Preparación:
Precalentamos el horno a 180º.
Lo primero que tenemos que realizar es la base. Para ello trituraremos las galletas, podemos hacerlo con una picadora (es más rápido) o pasando un rodillo por encima-dándole tortazos sobre la mesa (es mucho más desestresante :) Cuando las tenemos bien trituradas, la mezclamos con la mantequilla fundida y removemos bien. Cuando esté bien integrado lo ponemos en el fondo del molde y apretamos con fuerza para que quede bien prensado y plano. Después lo metemos en la nevera y lo dejamos ahí mientras preparamos el relleno.
Para el relleno, mezclaremos el queso con la nata, el azúcar y la vainilla y lo batimos hasta conseguir una mezcla suave y homogénea. Luego añadimos los huevos uno a uno y batimos bien entre medias (aunque no tenemos que batir en exceso, solo hasta que se integren)
Cuando tenemos la mezcla, la vertemos sobre el molde, encima de las galletas trituradas.
La cocción será a baño maría así que metemos el molde de la tarta, previamente forrado con papel albal y bien pegado, dentro de una fuente con un poco de agua (unos dos o tres dedos de agua) y así tal cual lo metemos en el horno durante unos 50 min. Es importante ir pinchando la tarta para saber cuando está hecha (no todos los hornos son iguales), como no lleva levadura, no pasa nada si abrimos el horno antes de tiempo.
Una vez transcurrido el tiempo, la tarta todavía temblará un poquito, podrá parecer que no se ha terminado de hacer, pero conseguimos que se termine de hacer con el calor residual, así que apagamos el horno y dejamos el molde dentro con la puerta tornada. Hay que evitar cambios bruscos de temperatura. Cuando ya esté fría la metemos en la nevera y la dejamos enfriar, si es toda la noche mejor, además sabe mejor de un día para otro.
No os asustéis de que sea a baño maría, a mi al principio me pasó, pero es la misma técnica que para hacer flanes… eso sí cuidado para que no se os cuele agua dentro. Lo de envolverlo en el papel albal es porque se hace en un molde desmoldable para después poder servirlo y claro puede haber algún huequecito.

Ahh por cierto, en la foto de ingredientes hay dos boles que pertenecen a dos tipos de quesos distintos, philadelphia y otro tipo quark, fue una prueba que hice para ver si quedaba distinto, y sí, queda distinto pero no mejor, cuesta bastante más que cuaje, así que os recomiendo que uséis solo philadelphia.

Y aquí está el resultado,

Os gusta el resultado? Bueno las fotos son bastante malas… pero es que no estaba en casa y es lo que pude hacer… :)
Y para que os quede claro que los Cheescakes son adictivos, aquí os dejo un vídeo de la serie Friends que es muy divertido, os acordáis? (Aunque esté en inglés se entiende, aunque solo sea con las imágenes)


Y a vosotros como os gusta más la tarta de queso, simple o con mermelada y demás?
Al final se me ha echado la hora encima, pero ha habido algunos problemas técnicos… (Me quedé sin espacio para subir fotos a blogger y tuve que recurrir a otras herramientas 2.0)
Yulia
6 Comentarios
  1. Aurélie dice:

    Me encanta Friends, me encanta este capítulo, me encanta la tarta de queso, me encanta todoooo, TO-DO, hihi!
    Besos,
    Aurélie

  2. Acaramelada dice:

    Precioso blog, he llegado por twitter, te sigo. Un saludo Acaramelada

  3. Patty dice:

    ¡¡¡Creo que me voy a apuntar a hacerla!!! es uno de mis postres favoritos,mmmmmmmmmmmm…aunque necesito que me digas dónde puedo comprar la vainilla líquida

    Besos

    Patty

    • Yulia dice:

      Patty hazla!! Está buenísima :)
      Para comprar el extracto de vainilla, lo puedes conseguir en Comercial Minguez, Calle Valverde 28. Pero también puedes comprar vainilla en polvo en el supermercado, de la marca Vainica. No es lo mismo pero si no la vas a usar mucho te puede servir :)

      Un abrazo!

Deja un comentario