Crumble de fresa y ruibarbo

Hola! ¿Cómo estáis? ¿Alguna alteración por ser Martes 13? A mi la verdad es que este día incluso me gusta, el 13 es un número que me encanta, así que no tengo nada en contra de este pobre día… al igual del pobre gato negro que todo el mundo le mira con miedo y todas las supersticiones que se ponen en cosas concretas.

Source: Uploaded by user via Lena on Pinterest

Este fin de semana he estado aprovechando el calorcito que ha habido y que espero que el puente también tengamos y de paso he aprovechado para hacer un crumble. Ya había comido crumbles más veces y el que más me gusta es el de manzana con canela mmm está buenísimo, pero esta vez decidí hacer uno algo más especial. Y digo especial porque el ruibarbo es bastante difícil de encontrar aquí en Madrid, por lo menos yo no lo he encontrado nunca y el que he usado aquí lo compré en una tienda de productos ingleses y venía en almibar, como el melocotón pero ruibarbo jaja.

La verdad es que la experiencia ha sido rara, me gustó, pero no me encantó. Creo que era el ruibarbo, la verdad es que nunca lo había probado y creo que tampoco era la mejor forma porque no era fresco, además todo elo mundo dice que tiene un sabor muy especial y que está muy rico, pero no sé a mi no me convenció. Los primeros pedazos de crumble estaban muy ricos, pero cuando ya llevaba un poco es como que me cansaba el sabor… No sé tendréis que probarlo y decirme que tal, seguramente esto irá por gusto y habrá gente que le encante.

Por cierto el crumbles sea con la fruta que sea me parece ideal, creo que es muy agradecido, se hace en un momentín y es resultón. Yo siempre digo que es el mejor postre para visitas de imprevisto porque se hace en un momento y encima como se suele comer tibio, no necesitas que se enfríe del todo.

Bueno vamos con la receta,

Ingredientes para el crumble:

100 gr de mantequilla
100 gr de harina
100 gr de azúcar moreno
50 gr de cereales de maíz (esto es opcional, lo pongo para que haya partes más crocantes. También se puede poner avena)

Ingredientes para el relleno:
500 gr de fresas lavadas
250 gr de ruibarbo
1/2 cucharadita de jengibre
85 gr de azúcar 
3 cucharadas de maizena

Preparación:
Precalentamos el horno a 180ª. Lo primero que tenemos que hacer es preparar la parte crujiente o crumble. Para ello mezclamos la harina y el azúcar moreno para que se integre un poco, después derretiremos la mantequilla en el microondas y cuando este bien derretido lo mezclaremos con la harina, veremos como se forman unos grumos. Cuando se formen agregaremos los cereales y mezclaremos un poquito más y lo dejaremos ahí, lo reservamos para después. Si siguiésemos mezclando se haría una especie de masa y no queremos eso. 
A mi en esta ocasión no me salió muy bien, intente probar a mezclar la mantequilla sin derretirla y costaba tanto integrarla que al final se me hizo una masa y no es lo ideal… 
Ahora haremos el relleno. Para esto cortaremos las fresas en pedacitos no demasiado pequeños, ni muy grandes y el ruibarbo también, en este caso al estar en almíbar estaba casi desecho. Si el ruibarbo fuese fresco habría que ver si hay que pelarlo y lo cortaríamos en rodajas. 
Después agregamos el jengibre, el azúcar y la maizena y lo mezclamos muy bien para que se integre todo y no queden grumos a raíz de la maizena.
Cuando todo esta bien mezclado en un molde enharinado y enmantecado agregamos la mezcla de la fruta y después empezamos a cubrir con el crumble o la parte crujiente. Hay que intentar dejar una capa uniforme, que luego endurecerá un poquito y quedará mejor. Al cubrir con esta mezcla podemos mezclar un poquito junto con la fruta, pero siempre dejando una capa uniforme al final. Con esto conseguiremos que todo esté un poco más mezclado y esté algo más estructurado, pero como queráis.
Y ahora sólo queda meterlo al horno y esperar. Yo lo tuve unos 20 min. pero hay que tener en cuenta que mi ruibarbo era totalmente blandito, si fuese fresco habría que probar que estuviese blando antes de sacarlo. Cuando lo sacamos del horno sólo tenemos que dejarlo enfriar un poco y ya estaría listo. De todas formas también se puede comer frío, pero para mi gusto los crumbles tibios están mucho más ricos. Además se puede acompañar de helado de vainilla.
Y bueno aquí está el resultado.

Espero que lo probéis y me digáis que os ha parecido!! 
2 Comentarios
  1. Anonymous dice:

    Yo sustituí las fresas por manzana, para aprovechar una latita de ruibarbo en conserva, y también le añadí un poco de canela. Pero vamos, mil gracias porque eso quedó de lujo, y el crocante buenisimo.

    • Yulia dice:

      Que bien que te haya gustado! Y el crumble de manzana es el mejor del mundo :) Mmm me entraron ganas, voy a hacerlo jaja.

      Bueno eso, que me alegro que te gustase como quedó.

      Un abrazo!

Deja un comentario